fbpx

(442) 359 3345   |   ventas@izu.mx

izu control de plagas fumigación en queretaro
izu mágica

Dentro de lo que consideramos normal cuando alguien va a realizar un control de plagas nos imaginamos a un sujeto con una bomba a presión rociando un líquido de olor extraño y penetrante, cerca o encima de los artrópodos por los que hemos pedido el servicio. Sin embargo en las últimas décadas se han incluido al repertorio de métodos que usa el técnico controlador de plagas además del el uso de plaguicida líquido, esto debido a que en los últimos tiempos se ha visto limitada la eficacia contra las plagas más comunes además de la necesidad de disminuir el uso de plaguicidas líquidos en los diferentes ámbitos de aplicación como casas, comercios o industrias.

Entre algunos de estos están los métodos físicos como el uso de calor o aspirado, aplicación de cebos atrayentes, uso de vapor y plaguicida (simultáneamente), colocación de trampas pegajosas y atrayentes, entre otras. Deja te explico como funcionan.

Cebos en gel: estos normalmente vienen en presentación de una jeringa de plástico con una pasta o gel que se coloca cerca de la plaga a controlar, como cucarachas u hormigas. Este tipo de métodos existen en diferente calidades siendo algunas marcas reconocidas bastante más efectivas que otras genéricas. Son una gran alternativa a la aplicación del plaguicida líquido ya que son específicas y en su mayoría tienen un atrayente que aumenta su efectividad.

Calor: este método en específico se usa de manera más efectiva contra chinche de cama ya que son altamente susceptibles a temperaturas mayores a 50°C. Los métodos de aplicación varían entre la encapsulación y posterior calentamiento de prendas o muebles, el calentamiento de cuartos enteros durante un período específico o hasta el calor directo usando fuentes como una pistola de aire caliente industrial.

Aspirado: esta también es una excelente técnica para remover chinches de camas sin embargo sería utilizando una con varios filtros que prevengan que salgan disparadas por el escape de la misma. También son excelentes al momento de remover avisperos ya que normalmente no se dan cuenta de los que está sucediendo al ser succionadas y no necesitas utilizar un plaguicida que las alteraría enormemente.

Trampas pegajosas con atrayentes: estas son de gran ayuda para atrapar insectos voladores en lugares donde el uso de plaguicidas está restringido como plantas de tratamiento de alimentos. Además también ayudan a monitorear el tipo de insectos que están en el ambiente ya que la mayoría tienen atrayentes que los llaman a aterrizar en las trampas. Por otro lado también existen trampas pegajosas para cucarachas que tienen prácticamente las mismas funciones sumándole que si atrapamos hembra cargadas con ootecas las nuevas crías nacerán en la trampa, ¡genial!

Vapor y plaguicida: este método es muy interesante ya que al mismo tiempo que se utiliza el calor como método de eliminación de la plaga (chinche de cama) al mismo tiempo inyecta un plaguicida dentro de los muebles cubiertos de tela dejando una acción residual como se asperjara. Como ventajas podemos contar con que se aplican dos técnicas en un solo paso sin embargo el vapor se condensa en agua y deja restos de humedad.

En general la combinación de las técnicas anteriores con la aspersión (según sea el caso) es como se resuelven la mayoría de los casos de infestaciones de plagas en diversos lugares. Así que la próxima vez que contrates un servicio de control de plagas trata de que combinen algunos de los anteriores.